Nuestra historia.
  1. Contacto
  2. Vista general
  3. La empresa
  4. Nuestra historia

Nuestra historia.

Y por qué sabemos lo que hacemos.

Raíces profundas.

Raíces profundas.

Venimos del sector artesanal. La historia de nuestra empresa comenzó hace más de tres décadas: en la construcción. En ella, la solidez y la fiabilidad son tan importantes como la velocidad y la perseverancia. De ahí venimos. Hemos aprendido y convertido nuestra experiencia en productos. Con la filosofía que también nos llevó al éxito en el sector artesanal. Un proyecto solo se convierte en algo bueno cuando en la obra hay buenos jugadores de equipo. Coordinar todos los tajos y ver qué máquinas, qué materiales y qué condiciones climáticas conducen a qué resultado forma parte del ADN de Trotec. Simplemente sabemos lo que funciona. Porque venimos de la práctica.

Cada habitación tiene carácter.
Cada habitación tiene carácter.
Cada habitación tiene carácter.
Cada habitación tiene carácter.
Cada habitación tiene carácter.

Cada habitación tiene carácter.

Y sus propias condiciones en cuanto a clima, humedad y aire. 

Tenemos experiencia en espacios de todas las características. Desde un piso de 2 habitaciones hasta garajes, pasando por naves industriales o bibliotecas.
“At Work” o “At Home”.

Sabemos lo que hacemos.

Porque sabemos exactamente lo que usted necesita. Nuestra experiencia en la práctica, en el sector artesanal y en los distintos tajos, son la base y la prueba de todos nuestros productos. No importa si se trata de secado o climatización, tecnología de medición o tratamiento del aire.

Disponemos de un excelente conocimiento de los materiales. Lo sabemos todo sobre el aislamiento acústico y térmico y, por tanto, podemos llevar a cabo la investigación y el desarrollo desde una perspectiva muy relajada.

Desde la perspectiva del experto.

Sabemos lo que hacemos.
The story goes on.
The story goes on.
The story goes on.

The story goes on.

The story goes on.

Como hemos dicho, venimos de la práctica, de la vida cotidiana, de la vida en la obra, del proceso de producción industrial, en otras palabras: del centro del trabajo. Por eso no nos resulta difícil reconocer dónde hay que mejorar los productos y dónde somos verdaderos solucionadores de problemas con nuestras innovaciones.

Estamos muy cerca de los procesos de trabajo. Nos retroalimentamos constantemente del mundo laboral. Trabajamos con nuestras herramientas eléctricas, mientras que nuestros aparatos están instalados en almacenes, oficinas y naves de producción para su climatización. Si todo funciona perfectamente, somos los primeros en saberlo. Si hay pequeños tropiezos, nuestro radar interno está perfectamente orientado y comienza la puesta a punto. Por supuesto, nuestros productos también se someten a los procedimientos de ensayo clásicos. En el desarrollo. Y en una segunda vuelta, en la producción. Damos muchas pasadas para que Trotec pueda vender calidad real y observar continuamente la evolución y los requisitos tecnológicos para actualizar los productos y mantenerlos al día. Simplemente siempre seguimos adelante. Eso se llama desarrollo. O el compromiso de Trotec con lo mejor.


Más informaciones aún. ¡Por supuesto!

Trotec/89