Conocimientos prácticos sobre calefacción
  1. Productos y servicios
  2. Productos ‑ HighPerformance
  3. Calefacción
  4. Guía práctica para la calefacción profesional

Guía práctica para la calefacción profesional

Conocimiento experto en calefacción para uso industrial. Aquí descubrirá qué tipo de calefactor portátil es el más adecuado para unos y otros requerimientos profesionales.

Se trate de un soplador calefactor de fueloil directo o con chimenea, de un calefactor eléctrico o de un calefactor de gas, cada sistema calefactor tiene sus ventajas. Para que pueda elegir el método que mejor se adapte a sus objetivos específicos, le presentamos en esta página sus diferentes características en mayor detalle. Además, le informamos sobre las circunstancias que requiere cada calefactor para su instalación también en exteriores y le explicamos cómo calcular la potencia calorífica realmente necesaria según el tamaño del espacio.

Los calefactores portátiles proporcionan temperaturas agradables en obras brutas, almacenes, talleres, invernaderos o establos. No obstante, en función del lugar de instalación podemos requerir características muy distintas en los calefactores. ¿Desea aplicar la calefacción en el edificio durante su construcción o también acelerar los procesos de secado? ¿Lo necesita en invierno para obras bien ventiladas o desea templar la temperatura de alojamientos provisionales, carpas o talleres?

En Trotec encontrará el calefactor adecuado para cualquier circunstancia, tanto para compra como en régimen de alquiler.


Sopladores calefactores de fueloil

Los sopladores calefactores de fueloil se dividen en calefactores directos sin chimenea e indirectos con chimenea. A continuación le describimos las diferencias entre ambos sistemas y contrastamos sus ventajas y desventajas.

Calefactores de fueloil directos

Calefactores de fueloil directos

100 % de la potencia calorífica, apropiados para espacios interiores bien ventilados y exteriores cubiertos.

En un calefactor de fueloil directo, el ventilador también se encarga del aire de combustión para después expulsar el aire calentado. Para ello, en primer lugar el combustible se pulveriza, enciende y quema en la cámara de combustión. A continuación se vuelven a mezclar los gases de combustión calientes con la corriente de aire principal del ventilador.

Además de calor, los calefactores de fueloil también emiten a la sala gases de combustión. Por este motivo no poseen una chimenea y no son adecuados para espacios cerrados sin una buena ventilación (suministro de oxígeno), especialmente si se prevé en ellos la presencia de personas o animales. Puesto que la combustión libera además 1,6 kg de vapor de agua por litro de combustible, los calefactores directos no deberían utilizarse nunca para el secado de obras; de lo contrario, ¡la obra estará permanentemente húmeda!

Sin embargo, los calefactores directos son ideales para su uso en espacios interiores bien ventilados o exteriores cubiertos, pues permiten aprovechar el total del calor generado. Por ello, decimos que este proceso ofrece el 100 % de la potencia calorífica.

Un apunte: los calefactores de fueloil directos...

  • son apropiados para espacios interiores bien ventilados y exteriores cubiertos
  • generan el 100 % de la potencia calorífica
  • emiten directamente al ambiente los gases de combustión junto con el aire de calefacción
  • no son aptos para su uso en espacios cerrados en los que se encuentren personas o animales
  • no se pueden emplear en el secado de obras, ya que la combustión libera cerca de 1,6 kg de vapor de agua por cada litro de combustible
  • no se pueden emplear en espacios donde exista riesgo de incendio debido al almacenamiento de sustancias inflamables
Principio de funcionamiento de los calefactores de fueloil directos de Trotec

El principio de funcionamiento de los sopladores calefactores de fueloil directos

El ventilador absorbe aire frío y lo conduce al interior del calefactor de fueloil. El aire es transportado tanto a través de la cámara de combustión como por su exterior y, de este modo, se calienta intensamente. Además del aire caliente, a través del cañón de calefacción de fueloil este proceso libera los gases de la combustión.

Puesto que la potencia calorífica es irradiada de forma íntegra a la sala, la eficacia de los calefactores de fueloil directos es del 100 %, por lo que resultan idóneos como calefacción rápida y efectiva en naves y establos bien ventilados, o en espacios exteriores cubiertos.

Principio de funcionamiento de los calefactores de fueloil por radiación infrarroja de Trotec

Calefactores de fueloil por radiación infrarroja directos (sin ventilador)

Radiación de calor infrarroja dirigida con precisión

Los calefactores de fueloil por radiación infrarroja portátiles proporcionan rápidamente calor dirigido con precisión en obras, almacenes o talleres. La radiación infrarroja, al contrario que los sopladores calefactores de fueloil, no calienta el aire, sino los cuerpos sólidos que encuentra. Especialmente en los espacios expuestos a corrientes, en los cuales el aire cálido de los sopladores calefactores de fueloil sería simplemente barrido, la radiación infrarroja constituye una alternativa de calefacción eficaz que funciona de forma similar al principio natural de la radiación térmica solar. Puesto que por lo general los calefactores de fueloil por radiación infrarroja no cuentan con ventilador, tampoco arremolinan polvo durante el proceso. Al igual que en el caso de los sopladores calefactores de gas o fueloil, los calefactores de fueloil por radiación térmica también liberan los gases de combustión al ambiente. Por este motivo, el espacio que se quiera calentar debe estar bien ventilado, de modo que se puedan evacuar los gases y se garantice la suficiente entrada de oxígeno.

El principio de funcionamiento de los calefactores de fueloil por radiación infrarroja directos

El calefactor de fueloil por radiación infrarroja dispone de una amplia placa de cerámica que se calienta intensamente a través de la llama generada en la cámara de combustión interior. A continuación, la placa emite el calor al exterior en forma de radiación infrarroja. Puesto que la potencia calorífica total es irradiada de forma íntegra a la sala, la eficacia de un calefactor de fueloil por radiación infrarroja, al igual que en los sopladores calefactores de gas o fueloil directos, es del 100 %.

Un apunte: los calefactores de fueloil por radiación infrarroja directos...

  • generan una radiación infrarroja que calienta los objetos, pero no el aire
  • funcionan sin hacer circular el aire y, así, no arremolinan polvo
  • son apropiados para espacios interiores bien ventilados y exteriores cubiertos
  • generan el 100 % de la potencia calorífica
  • emiten directamente al ambiente los gases de combustión junto con el aire de calefacción
  • no son aptos para su uso en espacios cerrados en los que se encuentren personas o animales
  • no se pueden emplear en el secado de obras, ya que la combustión libera cerca de 1,6 kg de vapor de agua por cada litro de combustible
  • no se pueden emplear en espacios donde exista riesgo de incendio debido al almacenamiento de sustancias inflamables

Calefactores de fueloil con chimenea (también llamados calefactores de fueloil indirectos)

¡Diga adiós con Trotec a los conflictivos gases de combustión! Los calefactores con chimenea proporcionan calor sin gases apto para espacios interiores.

Ya sea en obras brutas, almacenes, talleres o explotaciones agrícolas, el aire caliente de los sopladores calefactores de fueloil con chimenea no contiene gases de combustión. En los calefactores indirectos con chimenea el aire destinado a la calefacción está totalmente separado de la cámara de combustión. El aire se calienta al pasar junto a la superficie ampliada de la cámara de combustión, el intercambiador de calor. Si bien el ventilador, que sopla el aire hacia el interior del espacio que se va a calentar, también se encarga de que haya suficiente aire de combustión, los productos de combustión son extraídos hacia el exterior a través de una chimenea, característica principal de los llamados modelos indirectos.

Por lo tanto, para generar calor seco y a la vez limpio recomendamos siempre el uso de calefactores de fueloil indirectos, pues al contrario que los calefactores de fueloil directos no liberan gases de combustión ni vapor de agua al aire ambiental. Por el contrario, estos subproductos se liberan al exterior a través de la chimenea.

Los calefactores de fueloil indirectos son ideales para espacios que no cuenten con una buena ventilación pero que sean utilizados frecuentemente por personas o animales. Asimismo, constituyen una buena opción para acelerar el secado de obras y están concebidos también para su uso en espacios donde existe riesgo de incendio debido a las sustancias inflamables existentes.

Un apunte: los calefactores de fueloil indirectos...

  • separan el aire de calefacción completamente de la cámara de combustión
  • cuentan con una chimenea como principal característica
  • al contrario que los calefactores de gas y fueloil de alimentación directa, conducen los gases de combustión a través de una chimenea y no los liberan a la sala
  • alcanzan una eficacia de aprox. el 92 al 95 %, pues entre un 5 y un 8 % de la potencia calorífica se pierde a través de la chimenea
  • producen calor limpio (sin hollín) y seco (sin condensación)
  • se pueden emplear en espacios cerrados sin ventilación en los que se encuentren personas o animales 
  • son adecuados para acelerar el secado de obras
Calefactores de fueloil indirectos

El principio de funcionamiento de los sopladores calefactores de fueloil indirectos con chimenea

También en este proceso el ventilador absorbe el aire frío del exterior y lo conduce al interior del cañón de calefacción. Sin embargo, y al contrario que en los sopladores calefactores de fueloil directos, la cámara de combustión (o intercambiador de calor) está totalmente aislada de la corriente de aire de soplado, de modo que los gases de combustión y el vapor de agua generados durante la combustión no se mezclan con el aire caliente destinado para la sala.

Por el contrario, estos dos subproductos no deseados se evacúan al espacio exterior a través de una chimenea. Así, el aire limpio y seco de los calefactores con chimenea resulta especialmente adecuado en aquellos lugares donde haya personas o animales, y también como refuerzo en el secado de obras.

No obstante, se debe considerar que la eficacia de los calefactores de fueloil indirectos con chimenea es algo inferior a la que consiguen los modelos directos sin chimenea. En los calefactores de fueloil indirectos con chimenea, según el modelo se libera al exterior a través de la chimenea, además de los gases de combustión y el vapor de agua, entre un 5 y un 8 % de la energía calorífica, por lo que su eficacia no es del 100 %, como en los modelos directos sin chimenea, sino de solo el 92 o 95 %.

Principio de funcionamiento de los calefactores de fueloil indirectos con chimenea de Trotec

Sopladores calefactores de gas

Los sopladores calefactores de gas también se integran dentro de los sistemas de calefacción directa sin chimenea. Emiten directamente al ambiente los gases de combustión junto con el calor generado.

Calefactores de gas

Calor inmediato y a buen precio para espacios interiores bien ventilados y exteriores cubiertos.

El gas es una fuente de energía especialmente económica y fácil de transportar. Los sopladores calefactores de gas de Trotec le ofrecen una insuperable relación calidad-precio cuando se trata de generar calor inmediato y eficaz en espacios bien ventilados tales como obras, talleres, almacenes, garajes, establos e invernaderos, o también espacios abiertos no cubiertos como carpas y camping. Y también destacan por su seguridad: un sensor de temperatura integrado sirve de protección contra un fallo de la llama y evita así el escape de gas no quemado. En caso de sobrecalentamiento, se interrumpe automáticamente la entrada de gas por medio de un termostato de seguridad y el ventilador se mantiene en marcha para enfriar. Y la rejilla de soplado de los calefactores de gas de Trotec, con un diseño especial, protege del contacto directo con la llama, a la vez que garantiza una corriente de aire de gran volumen distribuida de manera óptima. Con gas propano, los sopladores calefactores de gas se pueden emplear también a temperaturas muy bajas, ya que el punto de ebullición del propano se sitúa en -42 °C. Gracias a su estructura extremadamente compacta, estos calefactores resultan prácticos y se pueden transportar con comodidad incluso en los maleteros de los coches más pequeños.

Para iniciar la calefacción solo se necesitan una toma de corriente y una bombona de propano, pues la manguera de conexión y el regulador de presión para la conexión de la bombona ya vienen incluidos en el volumen de suministro. Una vez puesto en marcha, el calor se distribuye de inmediato, ya que el ventilador integrado consigue una corriente efectiva del aire ambiental aspirado y el aire caliente soplado. De esa manera también se pueden calentar rápidamente espacios de hasta aprox. 300 m³. Sin embargo, puesto que los gases de combustión se liberan directamente a la sala, al igual que en los calefactores de fueloil directos, es imprescindible que el espacio esté muy bien ventilado, sobre todo si se encuentran en él personas o animales. A diferencia de los sopladores calefactores de fueloil, los modelos de calefacción con gas no generan olor a combustible o gasoil. No obstante, la combustión libera cerca de 1,6 kg de vapor de agua por cada litro de combustible.

Un apunte: los sopladores calefactores de gas...

  • son apropiados para espacios interiores bien ventilados y exteriores cubiertos
  • generan el 100 % de la potencia calorífica
  • emiten directamente al ambiente los gases de combustión junto con el aire de calefacción
  • no son aptos para espacios cerrados
  • no se pueden emplear en el secado de obras, ya que la combustión libera cerca de 1,6 kg de vapor de agua por cada litro de combustible
  • no se pueden emplear en espacios donde exista riesgo de incendio debido al almacenamiento de sustancias inflamables
Principio de funcionamiento de los calefactores de gas de la serie TGH-E

El principio de funcionamiento de los sopladores calefactores de gas directos

Los calefactores de gas directos de la serie TGH-E aspiran el aire ambiental mediante un ventilador, calientan la corriente de aire principal por medio de un quemador de gas y soplan el aire caliente de vuelta a la sala. Por lo tanto, los gases y el vapor de agua generados durante el proceso de combustión se emiten a la sala junto con el aire caliente.

Por este motivo, la sala o el espacio exterior cubierto que se quiera calentar debe estar bien ventilado, de modo que los gases puedan ser evacuados por la corriente natural del aire y se garantice en todo momento la entrada de oxígeno. Debido a la elevada humedad que generan durante el funcionamiento, los calefactores de gas no se pueden utilizar para reforzar el secado de obras.


Calefactores eléctricos

Los calefactores eléctricos se dividen entre sopladores eléctricos de aire caliente y calefactores por radiación infrarroja. Ambos sistemas tienen sus ventajas.

Sopladores eléctricos de aire caliente

Calor rápido con comodidad y seguridad, y sin consumo de oxígeno.

En la obra, el almacén o los puestos del mercado, a nadie le gusta pasar más del frío del necesario, y menos aún en el trabajo. Y hoy en día no hay por qué, pues disponemos de modernos e innovadores sistemas de calefacción eléctrica como los que ofrece Trotec. 

La razón por la cual los calefactores eléctricos son tan populares hay que buscarla en su capacidad casi ilimitada de adaptación. Los calefactores eléctricos gozan del privilegio de ser el método más seguro, rápido y cómodo de calentar sin complicaciones. 

Así, los sopladores calefactores eléctricos se pueden utilizar prácticamente en cualquier lugar, puesto que, al contrario que los calefactores alimentados directamente con gas o fueloil, no consumen oxígeno ni generan gases de combustión. Es decir, no necesitan aberturas de evacuación o suministro del aire de ningún tipo, sino simplemente las tomas de corriente adecuadas.

Por ello, se emplean en todos los sectores, en lugares como proyectos de obra, carpas para fiestas, almacenes y talleres, barcos, subestaciones de distribución, establos, garajes y alojamientos provisionales. Sobre todo se usan como complemento de los deshumidificadores en el secado de obras, pues una temperatura ambiental elevada reduce notablemente el tiempo de secado.

Ya sea con los clásicos alambres calefactores, resistencias o elementos calefactores de cerámica PTC, en Trotec encontrará el calefactor eléctrico ideal para su trabajo.

Para la calefacción de carpas, recomendamos en especial nuestra HEATBOX. Consulte aquí más información sobre este innovador sistema de calefacción eléctrica.

Un apunte: los sopladores eléctricos de aire caliente...

  • se consideran el método de calefacción más seguro, rápido y cómodo
  • generan el 100 % de la potencia calorífica
  • no consumen oxígeno
  • no generan gases de combustión
  • producen calor limpio (sin hollín) y seco (sin condensación)
  • se pueden emplear sin problemas en prácticamente cualquier lugar, incluso en espacios sin ventilación en los que se encuentren personas o animales
  • son adecuados para acelerar el secado de obras
  • aunque varían en función de la tarifa eléctrica contratada, conllevan por lo general mayores costes de funcionamiento por cada kW de potencia calorífica que los calefactores de fueloil o gas

¿En qué se diferencian los calefactores eléctricos con elementos calefactores de cerámica PTC de los calefactores eléctricos con resistencia calefactora?

En los dos esquemas siguientes se identifican el elemento calefactor de cerámica PTC con (A) y la tecnología de resistencia calefactora con (B) .

Los sopladores calefactores de Trotec con elementos calefactores de cerámica PTC (A) destacan sobre los aparatos convencionales con tecnología de resistencia (B) no solo por su mayor rapidez de calefacción. La propia reacción de los elementos calefactores presenta notables diferencias.

Si bien para conservar la temperatura previamente fijada (línea naranja) el termostato de ambos aparatos funciona mediante un regulador de dos puntos, en los aparatos con espirales de calefacción el ajuste de la temperatura es notablemente más lento y con mayores variaciones respecto a la temperatura fijada. La causa de dicho comportamiento se debe buscar en la conducción eléctrica de los dos elementos calefactores. Al pasar la electricidad a través de la resistencia calefactora, esta, una vez caliente, se mantiene siempre a la misma temperatura. Para regular la temperatura conforme al valor fijado, el primer paso consiste en una interrupción de la alimentación eléctrica, lo cual provoca que la espiral se enfríe y, una vez activado el termostato, la resistencia se calienta de nuevo por completo hasta que se desactiva una vez alcanzada la temperatura fijada. 

Este proceso que podríamos describir como de activación y desactivación en torno a la temperatura fijada implica unas variaciones de temperatura notablemente más amplias que las asumidas por los elementos calefactores cerámicos, en los cuales el propio material actúa como regulador integrado de la temperatura.

Cuanto más calor almacenen los PTC, mayor será la resistencia a la corriente eléctrica, por lo cual el elemento calefactor dejará pasar menos corriente y verá su potencia calorífica reducida. Este proceso garantiza unas variaciones de temperatura muy bajas y, en general, un funcionamiento que permite que el termostato se active y desactive muy pocas veces.

Por este motivo, los sopladores calefactores de cerámica permiten obtener temperaturas ambientales constantes para procesos de tratamiento delicados y crean en el espacio un clima agradable. 

Sin embargo, los sopladores calefactores de PTC (A) no son aptos para ambientes polvorientos (p. ej. con polvo grueso, polvo de obra, serrín), pues existe el riesgo de que el elemento calefactor PTC de malla fina se vea obstruido. Esto bloquearía la corriente de aire y provocaría la avería del calefactor cerámico de PTC. Por este motivo, es necesario comprobar regularmente si el elemento calefactor PTC ha acumulado suciedad y, de ser así, limpiarlo con aire a presión. Por lo tanto, para los entornos con polvo será mejor emplear calefactores eléctricos con tecnología de resistencia calefactora (B), puesto que no acumulan polvo con tanta rapidez.

Elementos calefactores de cerámica PTC
  • Proceso de calentamiento rápido
  • Mínimas oscilaciones para mantener la temperatura objetivo previamente configurada (aprox. +/- 2°C)
  • Menor potencia de soplado y alcance de distancia del aire caliente en comparación con los calefactores eléctricos de resistencia, por lo que en los espacios grandes la temperatura puede variar de una zona a otra
  • No aptos para ambientes polvorientos (p. ej. obras, establos), pues los elementos calefactores PTC de malla fina pueden obstruirse (pueden requerir una limpieza regular)
  • Apropiados para personas alérgicas, pues dadas las bajas temperaturas en el elemento calefactor el polvo, los pelos o las pelusas no se queman, y por tanto tampoco se liberan al aire restos ni olores
Tecnología de resistencia calefactora
  • Proceso de calentamiento más lento
  • Amplias oscilaciones para mantener la temperatura objetivo previamente configurada (aprox. +/- 4 °C)
  • Mayor potencia de soplado y alcance de distancia del aire caliente, por lo que permite calentar de manera homogénea también los espacios grandes
  • Apta para ambientes polvorientos (p. ej. obras, establos), pues las resistencias calefactoras no se obstruyen (no requieren tiempo ni gasto regular de limpieza)
  • Inapropiada para personas alérgicas, pues el polvo, los pelos o las pelusas pueden quemarse en el elemento calefactor debido a las altas temperaturas y pueden liberarse al aire olores o restos

Calefactores por radiación infrarroja
Sistema profesional versátil y flexible: TIH 350+ / TIH 650+

Calefactores por radiación infrarroja

Calor agradable y dirigido con precisión sin tiempo de arranque , ideal para calentar el lugar de trabajo.

Ya sea para calentar contenedores de obra, talleres, almacenes o establos, los calefactores por radiación infrarroja modernos generan inmediatamente después de ser conectados calor directo siguiendo el principio natural de la radiación solar. A diferencia de los calefactores convencionales, los rayos infrarrojos no calientan el aire ambiental sino los cuerpos sólidos y objetos que encuentran a su paso, como las paredes, el suelo y el techo. Estos acumulan el calor más tiempo que el aire y lo devuelven a la sala como radiación secundaria. En la piel los rayos infrarrojos producen inmediatamente una agradable sensación de calor.

El intenso calor infrarrojo se genera con un rendimiento del 100 %, de manera limpia, sin olores ni ruidos y sin arremolinar polvo, por lo cual no ocasiona complicaciones a las personas alérgicas. Ya sea como radiador de pared o colocado en vertical sobre el suelo, puesto que no generan olores ni consumen oxígeno los calefactores por radiación infrarroja se pueden emplear sin problemas en espacios donde haya personas o animales. Según el tipo de protección IP, están protegidos contra la lluvia y el polvo y, por lo tanto, son aptos también para los espacios exteriores no cubiertos.

Cuestión específica para el secado de obras:
Los paneles calefactores infrarrojos proporcionan una distribución homogénea del calor por toda la superficie

Los paneles calefactores infrarrojos resultan óptimos para el secado de superficies de paredes en edificaciones nuevas o después de daños producto del agua, ya que generan una radiación térmica seca (sin condensación) y por una superficie amplia. En comparación con la deshumidificación clásica permiten secar más rápido, en particular las mamposterías macizas. Para el secado de grandes superficies se pueden combinar hasta tres paneles calefactores infrarrojos profesionales de los modelos de Trotec TIH 350+ y TIH 650+, apilados de manera rápida y estable.

Un apunte: los calefactores por radiación infrarroja...

  • son ideales como calefacción dirigida en los puestos de trabajo
  • ofrecen calor directo (100 % de la potencia calorífica) sin tiempo de precalentamiento
  • no consumen oxígeno
  • no generan gases de combustión
  • producen calor limpio (sin hollín) y seco (sin condensación)
  • gracias a su tipo de protección IP, se pueden utilizar tanto en interiores como en exteriores
  • se pueden emplear en espacios cerrados sin ventilación en los que se encuentren personas o animales
  • en los modelos de paneles calefactores infrarrojos profesionales, son adecuados para acelerar el secado de obras

Los calefactores por radiación infrarroja de Trotec le ofrecen entre 1,2 y 20 kW. Ir a la vista general de los calefactores por radiación infrarroja y los paneles calefactores infrarrojos profesionales de Trotec.

Comparativa rápida: ¿qué tipo de calefacción para cada uso?

Calefactores de fueloil directos (sin chimenea)

Calefactores de fueloil directos sin chimenea y calefactores de fueloil por radiación infrarroja

(de 20 a 100 kW)

Los calefactores de fueloil directos y los calefactores de fueloil por radiación infrarroja son ideales para su uso en espacios interiores bien ventilados, y permiten el aprovechamiento real de todo el calor generado (100 % de rendimiento).

Importante:
Además de calor, los calefactores de fueloil directos (sin chimenea) y los calefactores de fueloil por radiación infrarroja también emiten al ambiente gases de combustión.

Por este motivo no son adecuados para espacios cerrados sin una buena ventilación (suministro de oxígeno) en los que se prevea la presencia de personas o animales.

Además, durante la combustión generan por cada litro de combustible aprox. 1,6 kg de vapor de agua, por lo que tampoco son aptos para el secado de materiales de construcción. De hecho, al utilizar calefactores de fueloil directos para acelerar el secado de obras, los materiales quedarían más húmedos de lo que estaban.

Los calefactores de fueloil directos y los calefactores de fueloil por radiación infrarroja tampoco se pueden emplear en espacios donde exista riesgo de incendio debido al almacenamiento de sustancias inflamables.

Sopladores calefactores de gas

Calefactores de gas directos

(de 10 a 30 kW)

Los calefactores de gas son recomendables para espacios interiores bien ventilados exteriores cubiertos, y permiten el aprovechamiento real de todo el calor generado (100 % de rendimiento).

Importante:
Además de calor, los sopladores calefactores de gas también emiten a la sala gases de combustión.

Por este motivo no son adecuados para espacios cerrados sin una buena ventilación en los que se prevea la presencia de personas o animales.

Además, durante la combustión liberan cerca de 1,6 kg de vapor de agua por cada litro de combustible, por lo que tampoco resultan aptos para el secado de obras. De hecho, al utilizar sopladores calefactores de gas para el secado de obras, los materiales quedarían más húmedos de lo que estaban.

Tampoco se pueden emplear en espacios donde exista riesgo de incendio debido al almacenamiento de sustancias inflamables.

Calefactores de fueloil indirectos (con chimenea)

Calefactores de fueloil indirectos con chimenea

(de 20 a 375 kW)

Para generar calor limpio y seco sin que se emitan al aire ambiental productos de combustión o vapor de agua es necesario emplear calefactores indirectos (con chimenea).

En los calefactores indirectos, el aire que se calienta está totalmente separado de la cámara de combustión y se puede conducir a los espacios correspondientes de manera directa o a través de mangueras.

Por el contrario, los gases de combustión se liberan al exterior a través de un sistema de chimenea. Por este motivo, el grado de eficacia de estos aparatos en relación con su potencia calorífica no es del 100 %, como en el caso de los calefactores de fueloil directos, sino de aprox. el 92 a 95 %, pues una parte del aire caliente se pierde junto con los gases de combustión a través de la chimenea.

Así, los calefactores indirectos son ideales para locales en los que haya personas o animales y solo se pueda garantizar una ventilación limitada.

Calefactores eléctricos

Calefactores eléctricos y calefactores por radiación infrarroja

(de 2 a 120 kW)

Los sopladores eléctricos de aire caliente y los calefactores por radiación infrarroja son recomendables como sistema de calefacción seguro, rápido y cómodo. Solo requieren una toma de corriente eléctrica apta y no conllevan ningún tipo de coste adicional como en el caso de los calefactores de gas o fueloil. Al igual que los sopladores calefactores de gas o fueloil directos, ofrecen una eficacia del 100 % respecto a la potencia calorífica. Sin embargo, durante el proceso calefactor no generan gases de combustión ni vapor de agua y tampoco consumen oxígeno. Por este motivo, su uso en espacios donde haya personas o animales no supone ningún problema.

Los calefactores eléctricos se emplean a menudo en proyectos de obra, carpas para fiestas, almacenes y talleres, barcos, subestaciones de distribución, establos, garajes y alojamientos provisionales. Además, los sopladores eléctricos de aire caliente son adecuados como complemento de los deshumidificadores en el secado de obras, ya que no liberan condensación (vapor de agua). En el caso de los calefactores infrarrojos, para el secado de obras se recomiendan los paneles calefactores.

Aunque varían en función de la tarifa eléctrica contratada, los calefactores eléctricos conllevan por lo general mayores costes de funcionamiento por cada kW de potencia calorífica que los calefactores de fueloil o gas.

Revolución en la calefacción de carpas y naves

HEATBOX

¡Ahorre hasta un 70 % de energía en la calefacción de carpas y naves!

Para la calefacción de espacios interiores, carpas o naves en las cuales haya personas, los calefactores eléctricos constituyen una buena opción, pues funcionan siempre sin ruidos ni gases de combustión. Sin embargo, y en función de la tarifa eléctrica contratada, esta calefacción puede resultar mucho más cara de lo que nos gustaría. Con la HEATBOX de Trotec tiene la posibilidad de ahorrar hasta un 70 % de energía. ¡Le saldrá rentable! 

El principio de funcionamiento del circuito de la HEATBOX: 

El uso combinado de calor del espacio interior y una proporción de alimentación de aire fresco exterior ofrece un gran potencial de ahorro

En las carpas fijas, los pabellones de ferias o los alojamientos provisionales es imprescindible que entre permanentemente aire fresco del exterior para que las personas dispongan de suficiente oxígeno y, con ello, disfruten de un clima agradable. Sin embargo, el aire proveniente del exterior es frío y primero debe calentarse, lo cual requiere mucha energía.

Aquí es donde entra en juego la HEATBOX de Trotec, un sistema de circuito de calefacción eficiente que dispone de conexiones de manguera para salida y entrada de aire que permiten regular la mezcla del aire de circulación para el funcionamiento. Esto implica que solo conduce al interior el aire frío del exterior estrictamente necesario. La mayor parte del aire caliente del interior es conducido a través de la HEATBOX como aire de regeneración y, con un reducido gasto energético, se vuelve a calentar. De esta forma se crea un circuito de aire caliente que aprovecha el calor generado durante el mayor tiempo posible con un reducido consumo energético y, pese a ello, asegura la entrada de suficiente aire fresco a la carpa.

Aproveche el calor corporal que generamos

Todos irradiamos calor. Esta generación de calor varía según el número de personas que haya, su altura y peso y la actividad que estén realizando. En cualquier caso, puede aprovechar el calor natural que aportan a la sala sus invitados o clientes para su beneficio, pues reduce la cantidad de calor que debe generar la calefacción. Así, el aire del interior ya calentado por la presencia de personas es absorbido por la HEATBOX y conducido a través del circuito de aire caliente, en el cual aún se calienta un poco más con un consumo energético bastante reducido. De este modo, el sistema solo debe asumir un elevado consumo de energía para calentar la proporción de aire fresco proveniente del exterior (oxígeno). En función de cómo regule con la HEATBOX la proporción de aire fresco proveniente del exterior, ahorrará más o menos energía en el proceso de calefacción. Este método permite reducir los costes energéticos hasta en un 70 %.

La HEATBOX también es recomendable como calefacción de carpas y naves sin presencia de personas

Para calentar naves o carpas de materiales donde no haya actividad de personas no es necesario asegurar la entrada de aire fresco. En estos casos, con la HEATBOX podrá aprovechar íntegramente el aire de regeneración y crear así un circuito de calefacción que le garantice el máximo ahorro energético.  

Y destacamos otra ventaja de la HEATBOX: al contrario que los calefactores convencionales de fueloil, que para alcanzar la temperatura fijada se encienden y apagan periódicamente, mediante la HEATBOX se puede mantener la temperatura fijada de forma constante adecuando la proporción de aire fresco y de gasto energético.

Así, se obtiene un clima ambiental homogéneo con una concentración de oxígeno constante y, en definitiva, un clima más agradable en el interior de las carpas o naves. Además, el aislamiento acústico de la HEATBOX garantiza una menor generación de ruido.

Sistema de recirculación en la alimentación de aire fresco al utilizar los calefactores eléctricos en el interior

El circuito de calefacción definido previamente también entra en funcionamiento cuando colocamos el calefactor eléctrico en el interior, pero permitimos que absorba igualmente aire fresco del exterior a través de una conexión de manguera. Para ello, le recomendamos el sistema de recirculación de Trotec como accesorio de los dos calefactores eléctricos TEH 70 y TEH 100.

En los espacios habitados es necesario garantizar regularmente la entrada de aire fresco. Al calentar estos espacios con calefactores eléctricos colocados en su interior, debido a las aberturas de la puerta y las ventanas se origina una mayor ventilación que trae consigo corrientes de aire y problemas de humedad. Ante esta situación, el sistema de recirculación permite controlar la entrada de aire fresco para evitar los efectos negativos.

La instalación es lo más sencilla posible. El sistema doble cuenta con un distribuidor en T y un adaptador que se pueden atornillar a la chapa posterior del calefactor eléctrico TEH 70 o TEH 100. A continuación, se monta una manguera de aire en un tubo de empalme de absorción del distribuidor en T y se conduce hacia el exterior de la carpa. Mediante el segundo de los tubos de empalme se absorbe aire de regeneración del interior. El control integrado permite regular la proporción del aire de forma gradual.

¡Ahorre hasta un 70 % de energía en la calefacción de carpas y naves!

Un apunte: la HEATBOX de Trotec...

  • permite ahorrar hasta un 70 % de energía en la calefacción de carpas y naves
  • utiliza el aire de regeneración del interior ya caliente como parte del circuito de calefacción
  • dispone de una regulación de las proporciones de aire en circulación y de aire fresco para conformar el aire de calefacción
  • crea un clima notablemente más agradable en carpas fijas, pabellones de ferias o alojamientos provisionales
  • presenta una estructura impermeable para su uso continuo en exteriores y está protegida frente a la manipulación no autorizada mediante una tapa de mantenimiento plegable
  • reduce el ruido del ventilador gracias a un sistema de aislamiento acústico adicional
  • está disponible como accesorio para los calefactores eléctricos de Trotec TEH 70, TEH 100 y TDE 95
  • se puede emplear también como sistema de recirculación en combinación con calefactores eléctricos de Trotec ubicados en interiores

HEATBOX: principios de funcionamiento y potencial de ahorro

Principio de funcionamiento de la Heatbox: ejemplo A
  • El ejemplo A muestra un tipo de calefacción que podríamos llamar clásico. El control de mezcla se sitúa en un 0 % de aire de circulación, es decir, para calentar el espacio se utiliza exclusivamente aire exterior cuya temperatura es, en este caso, de 0 °C. El calefactor eléctrico genera, en el nivel máximo de calefacción (el 4, 18 kW), aire a una temperatura de 38 °C que permite mantener una temperatura en la carpa de unos 20 °C.
Principio de funcionamiento de la Heatbox: ejemplo B
  • En el ejemplo B el regulador de proporción sitúa el aire de circulación en el 100 %, es decir, únicamente se emplea para calentar aire de regeneración. Al utilizar aire previamente calentado para la generación de más aire caliente, la potencia calorífica disponible ya es sensiblemente superior. Por lo tanto, al alcanzar la temperatura programada se puede reducir la potencia de calefacción del aparato en uno o dos niveles, lo que conlleva un ahorro de hasta el 66 %.
Principio de funcionamiento de la Heatbox: ejemplo C
  • El ejemplo C presenta un funcionamiento en proporción del 50 % de aire exterior y aire de regeneración. Incluso una vez reducida la potencia al nivel de calefacción 3 (13,5 kW), se calienta mejor la carpa con la mitad del aire previamente calentado procedente del sistema de regeneración que, como en el ejemplo A, utilizando únicamente aire fresco. El ahorro energético alcanza el 33 %.
Principio de funcionamiento de la Heatbox: ejemplo D
  • El ejemplo D muestra un funcionamiento en proporción del 50 % mediante el cual, en el nivel de calefacción 2 (9 kW), se alcanza aproximadamente el mismo resultado calorífico que en el ejemplo A en el máximo nivel de calefacción con 100 % de aire fresco, lo cual representa un ahorro energético del 66 %.

La Heatbox y el sistema de recirculación están disponibles tanto para compra como para alquiler:

HEATBOX:
comprar ahora en la tienda online de Trotec / alquilar directamente en TKL

Sistema de recirculación:
comprar ahora en la tienda online de Trotec / alquilar directamente en TKL


Cómo instalar los calefactores también en el exterior

¿Para interior o exterior? No debería haber discrepancia alguna sobre el mejor lugar de instalación para un calefactor portátil. Ni desde el punto de vista de la eficiencia ni desde el planteamiento ecológico hay razón alguna para no instalar el calefactor dentro de un edificio. Salvo que sea demasiado grande, e incluso en ese caso también tenemos la solución. Si no encuentra manera de realizar la instalación, le ofrecemos el equipo adecuado para crear un sistema «de dentro hacia afuera» que se adapte a sus circunstancias.

A menudo, los calefactores con una potencia superior a 100 kW son colocados generalmente en el exterior, fuera del edificio que se quiere calentar, debido a su tamaño. Así, el aparato calienta el aire exterior frío y lo emite por soplado a través de mangueras de transporte de aire hacia el interior.

Naturalmente, un calefactor colocado en el exterior requiere bastante más tiempo, energía y combustible que un calefactor ubicado en el interior para calentar la sala hasta la temperatura deseada. En el segundo caso, el calefactor funciona siguiendo el principio de la recirculación, es decir, calienta de nuevo el aire ya calentado.

Puesto que en el caso de la instalación en el exterior el consumo de combustible se duplica o incluso triplica, los calefactores convencionales de Trotec presentan una estructura lo más compacta posible, de modo que con tan solo 80 cm de ancho pasen a través de cualquier puerta normal.

Solo es viable en el exterior

En este caso, debería sin duda apostar por la calidad de la marca Trotec también al adquirir las mangueras de transporte de aire. La manguera de combinación SP-C para la conexión a calefactores eléctricos y de fueloil está compuesta en sus primeros dos metros por tejido de neopreno especialmente resistente, concebido para un rango de temperatura desde -24 °C hasta +150 °C. Con una longitud estándar prolongable de 7,6 m, dispondrá de total flexibilidad para elegir el lugar de instalación de su calefactor portátil.

Mejor «fuera, delante de la puerta»

Tenga en cuenta que los grandes calefactores requieren un aporte extra de fueloil: el tanque de combustible de pared doble TFC 1000 cuenta con autorización en toda Alemania como recipiente de almacenamiento (AIII) y se puede colocar sin limitaciones en cualquier espacio exterior, incluso en zonas de protección de aguas. Estos tanques cuentan de serie con aberturas para carretilla elevadora y armellas para elevación con grúa, y se pueden transportar y guardar rápidamente gracias a su estructura apilable. Para protegerlos de manipulaciones, están dotados de tapas con cierre.

Así se calcula la potencia calorífica necesaria:

Calculador en línea

Con nuestro calculador en línea puede calcular por sí mismo de forma sencilla y cómoda la potencia calorífica que necesita en sus espacios.

Y si prefiere realizar el cálculo con papel y lápiz, le presentamos a continuación todos los aspectos importantes que debe considerar para calcular la potencia calorífica.

Asimismo, también puede llamarnos al +49 2452 962-160 y estaremos encantados de ayudarle.

Ir al calculador de la potencia calorífica

Para calcular la potencia calorífica necesaria se requieren los siguientes datos: 

1  ¿Qué temperatura ambiental se debe alcanzar?

2  ¿Cuál es la temperatura exterior actual o esperada?

3  ¿Cuál es el volumen total del espacio que se pretende caldear?

4  ¿Qué coeficiente de transmisión térmica medio (valor U) presenta el edificio?

La temperatura que se quiera alcanzar depende de cada situación particular.

Valores U para la práctica

La siguiente lista muestra los valores U para la calefacción en edificios:

Aislamiento muy eficaz
(estándar de vivienda pasiva moderna) U = 0,2

Aislamiento eficaz
(casas de bajo consumo energético modernas) U = 0,5

Buen aislamiento
(edificios convencionales de nueva construcción posteriores a 1984) U = 1,2

Aislamiento deficiente
(edificios antiguos) U = 3,0

Aislamiento muy escaso o inexistente (carpas)
U = 4,0


Cálculo de la potencia calorífica para espacios de HASTA 1000 m³

Para calcular de manera simple y completa la potencia calorífica que requieren espacios pequeños de hasta 1.000 m³ se puede utilizar la fórmula siguiente:

Volumen del espacio (Q) x valor-U x diferencia de temperatura = Potencia calorífica en kcal

Factores de conversión:
1 kcal = 1,16 vatios = 4 BTU / hora

Ejemplo de cálculo:

Volumen del espacio (Q) 1000 m³
Aislamiento deficiente (U): 3,0
Temperatura exterior: -5 °C
Temperatura ambiental deseada: +12 °C
Diferencia de temperatura 17 °C

Resultado para este ejemplo: 
1000 m³ x 3,0 x 17 °C = 51 000 kcal

Conversión de kcal a vatios:
51 000 kcal x 1,16  = 59 160 vatios


Cálculo de la potencia calorífica para espacios de MÁS DE 1000 m³

Para calcular de manera simple y completa la potencia calorífica que requieren espacios grandes de más de 1000 m³ se puede utilizar el diagrama siguiente.

Los valores indicados toman como base la potencia requerida para la calefacción temporal en un espacio con un aislamiento normal y una temperatura exterior mínima de -5 °C.

Diagrama para el cálculo de la potencia calorífica

Cálculo a modo de ejemplo:

En el caso de un espacio con un volumen de 5000 m³ , siendo la temperatura exterior media de -5 °C, para aumentar la temperatura 17 °C y así alcanzar la temperatura deseada de 12 °C se necesitan aprox. 23 vatios/m³

El calor total necesitado para este ejemplo es de 5000 x 23 W = 115 000 W = 115 kW

Indicación para el cálculo: 

Con un buen aislamiento térmico la potencia se puede reducir hasta en un 15 % y con uno deficiente se deberá incrementar en un 15 %.

Cálculo de la potencia calorífica para carpas

Para calcular la potencia calorífica para carpas, en función de la superficie de la carpa y de la época del año se pueden aplicar las siguientes bases de cálculo:

Enero aprox. 580 vatios/m²
Febrero aprox. 580 vatios/m²
Marzo aprox. 460 vatios/m²
Abril aprox. 400 vatios/m²

Mayo a septiembre aprox. 320 vatios/m²
Octubre aprox. 400 vatios/m²
Noviembre aprox. 460 vatios/m²
Diciembre aprox. 580 vatios/m²

Indicaciones legales / Exención de responsabilidad:
Estas indicaciones se han conformado de buena fe, pero no sustituyen al asesoramiento experto profesional. Para un cálculo real de la potencia calorífica necesaria, póngase en contacto con nuestros técnicos expertos. Todos los resultados de este cálculo deben ser tomados como una estimación aproximada. Trotec GmbH y TKL GmbH no se hacen responsables en ningún caso de cualquier tipo de perjuicio. El uso se realizará por cuenta y riesgo del usuario. Adicionalmente, se aplican nuestras condiciones y términos generales.

¡Será un placer asesorarle! Contacto con Trotec.

Estamos a su entera disposición para asesorarle sin ningún compromiso. Nuestro apasionado equipo de asistencia técnica analizará sus requisitos específicos y le propondrá el método de calefacción más adecuado. Gracias a nuestra experiencia de muchos años, siempre le ofreceremos la combinación de aparatos ideal para sus objetivos, con el mejor rendimiento a un precio económico. ¡Estaremos encantados de atenderle!

Compra: +49 2452 962-400   •   Alquiler: +49 2452 962-160   •   Correo electrónico: info@trotec.de

(Estamos a su disposición de lunes a jueves de 8:00 a 17:30 horas y los viernes de 8:00 a 17:00 horas).

También puede utilizar nuestro formulario de contacto. Le responderemos inmediatamente.


Trotec GmbH
Grebbener Straße 7
52525 Heinsberg

Compra: +49 2452 962-400
Alquiler: +49 2452 962-160
Fax: +49 2452 962-200

Correo electrónico: info@trotec.de
www.trotec.de

Trotec